miércoles, 21 de enero de 2015

Soy hipócrita. Quien este libre que tire la primera piedra.

Resulta que me vienen contando una novedad, que soy hipócrita, que raro, debo ser la única y no les falta razón . Nadie debería decirle algo así a nadie entre otras cosas porque todos, todos, en mayor o menor medida lo somos. ¿Y que es la hipocresía? decir o hacer algo que no creemos, pues entonces esta claro o somos hipócritas o no comemos. El caso es que suena a insulto cuando es un hecho y lo único que hacen es recordárnoslo, ya depende de nuestra salud mental admitirlo o no, porque serlo lo somos todos. Puede que lo hagamos por trabajo, por protegernos, o por proteger a otros de nosotros, pero camuflamos nuestros deseos de expresarnos libremente y esa hipocresía que a veces nos salva, otras veces nos hunde. Aparenta ser una mentira, una desconfianza, deslealtad o deshonestidad, pero no es más que un silencio. Y no me importa para nada que me lo digan, eso o cualquier otra cosa, si tuviéramos que llorar por cada persona que nos quiere hacer sentir mal...estaríamos siempre llorando.
Es algo que no asimilamos bien, los demás van a seguir transmitiéndonos su dolor  interno, somos nosotros los que tenemos que cortar el cordón de implicación con los demás, analizar como son las personas que nos rodean, conocerlas como al enemigo, y saber escoger con quien debemos juntarnos y con quien no. Por todas esas personas que tras una discusión se tienen que tomar un valium y se sientes mal con ellos mismos y por todos esos que creemos que un perdón basta.

Hipócritas del mundo y yo misma la primera:
ASÍ NO SE HACE.

A los que pidan honestidad dársela, decidle que se han comportado como idiotas, que no queréis saber nada de ellos, y... "bota bota y en tu cara explota". ¿De verdad pensáis que así os van a querer más, diciendo cosas feas e innecesarias?, quizás sean mentiras pero todos tenemos el derecho a decir lo que queramos y pensar lo que queramos , aunque no coincidan, y si eso es ser hipócrita, lo soy, aunque esté escribiendo un blog que me crea enemigos por decir la verdad, porque ya en el cara a cara con ciertas personas no lo llevo tan bien. Inevitablemente la sinceridad es un arma de doble filo. Cuantas veces no nos han ofrecido comprensión y perdón a cambio de nuestra sinceridad y luego era mentira, ¿esa hipocresía es mas grande que la nuestra?.  Estoy cansada de tener que andar con tantos miramientos para al final quedar igual de mal que si fuera una fresca. Y la verdad prefiero ser una hipócrita sana que una honesta deprimida...aunque ya se que así no se hace.

Gracias por odiarme y hasta pronto.