jueves, 8 de enero de 2015

Ese cuerpo de Policía.

Esta mañana entré a desayunar en una cafetería y a parte de unas veinte "marujas" cotorras y tres hombres que tomaban un café juntos, me llamo la atención al instante una pareja  de policías; chico y chica que desayunaban. Eran dos jóvenes guapos, y por lo que se ve hambrientos, no digo yo que los pobres en su descanso  no puedan comer como todo humano, pero es que los dos funcionarios se disponían a comerse una barra de pan de chapata, de un codo de larga con jamón serrano y aceite partida por la mitad para poder asirla de lo grande que era....y un cafelito.
Que uno en su incultura se pregunta: lo primero; si esa muchacha tiene que salir corriendo detrás de un ladrón, ¿tu crees que lo podrá coger?, y como malpensada que soy...¿lo estarán pagando con el extra por multarme el mes pasado?, con mi dinero..mm. Entonces la cuestión es : aunque ninguna de esas dos cosas pudiera importar, que aunque digamos que no, importan, ¿realmente esta bonito?. Es como si un matrimonio se da el lote en tu cara, poder lo pueden hacer, pero está feo.

Señor@s policías, ASÍ NO SE HACE.

Que yo lo comprendo que los jueces y los médicos se pueden  quitar las togas para salir y a ustedes no os lo permiten, como a los basureros, y ya tenéis un trabajo denigrante, que os odia todo el mundo porque ponéis multas como recogían impuestos los esbirros de los terratenientes en la edad media, y no os conviene crearos  más enemigos. Por eso digo yo, ¿no os podéis pedir media con foigras como las veinte cotorras y yo, y dejáis los festines para cuando no llevéis el uniforme?. Que luego no os tenemos respeto cuando nos pedís los papeles, aunque sea para sacarnos para la tostada de la semana que viene.