lunes, 20 de abril de 2015

¿Lo que sientes, o lo que dices sentir?. Aclárate.

Si un hombre de repente te regala flores...no es el Rexona, es que estaba siendo amable solamente. No pienses más allá, por muchos anuncios que hayas visto. Y es que algunas veces mandamos las señales equivocadas al mundo que nos rodea, y pareciera que somos un guarda coches que te está indicando como si estuvieras aparcando un avión, y otras veces creemos dar a entender nuestros deseos y emociones, y desde fuera no se nota la más mínima intención de nada.

Hace un tiempo que estoy aprendiendo a bailar en pareja, una actividad donde las indicaciones de tu compañero son lo más importante, y estoy entendiendo la necesidad de atender a las señales y sobre todo de dar nosotros las señales correctas a nuestro entorno. Cuantas veces pensamos que no nos comprenden, o que no entendemos porqué nos han malinterpretado, cuando nunca tuvimos esa intención que nos achacan, pero seguramente en la mayoría de los casos tengan razón, es algo inconsciente, por eso tenemos que tomar consciencia de ello, de forma muy significativa, porque os aseguro que facilitareis muy mucho vuestra relación con el mundo.
Saber expresar las señales es no permitir que nuestro estado de ánimo, nuestra forma de ser o cualquier intromisión nos haga expresar de forma equivocada nuestro mensaje. Todos entendemos un semáforo en rojo, pero si el semáforo cambiara de tono de rojo según la hora del día, habría más accidentes seguro, gracias a dios, las maquinas no tienen emociones, y realmente es muy difícil en muchos casos expresarnos sin dejarnos llevar, sobre todo por nuestro estado de ánimo, pero creo que las relaciones y la comunicación es algo que siempre merece la pena cuidar, y merece seguir mejorándose cada día.

De nuestro tono de voz, pueden deducir un enfado que no es con esa persona, si somos muy efusivos y afectivos podemos hacer creer intenciones más allá de las verdaderas, y el hermetismo nos presenta como personas que no desean compañía. Y esta claro que cada uno es como es, pero el lenguaje no se limita solamente a charlar por charlar, están las palabras pero está algo más importante todavía, y son los hechos, y en ésto es en lo que quiero hacer más hincapié, "no hagas algo que signifique algo, si no lo significa de verdad", ten compasión de los que te rodean, que puedes volverlos locos. Todo lo que hacemos cada día, es una acción que tendrá una reacción, no podemos esperar que si hacemos algo bueno o malo, no tengamos una respuesta, y todavía hay personas que hacen, y luego protestan por la reacción, aludiendo que "Cada uno hace con su vida lo que quiera", y cierto es, pero "harás lo que quieras" e inevitablemente tendrás que aguantarte con las consecuencias de tus actos. Gracias a Dios ésto es algo que cada vez está más presente en nuestras vidas, y la mayoría de las personas intentan que su salud no sea solamente física, si no que también buscan mejorar su mundo interior, y su bienestar, y es por ello que sé que mis consejos  no caen en saco roto, y que habrá personas que al leer ésto empiecen a mirar mejor las señales en su entorno, las que vienen de otras personas, o de la propia vida en su día a día, señales que llaman a nuestra intuición y nos advierten y que en el mayor de los casos, obviamos conscientemente por demasiada confianza, y que después de ocurrido el error, nos lamentamos diciendo que lo sabíamos...
Pero además os pediría un esfuerzo por comunicaros honestamente con vuestro entorno, el teatro y las gracietas, tienen su momento, y el llanto o los desaires exagerados también, y sobre todo apliquemos todos las mismas señales por favor, hace unos años si un hombre te regalaba flores significaba que le gustabas, pero hoy día con tanto desorden emocional puede significar cualquier cosa, salvo que el chico haya leído mi blog, y sepa que eso no debe hacerlo a menos que la chica le guste de verdad, y probablemente la reacción será un beso, que significará seguro..."tu a mi también".