jueves, 9 de abril de 2015

La mujer del espejo.

¿Cuantas veces te miras al espejo en el día?,¿te miras a los ojos con placer y aceptación?,¿conoces a la persona que tienes ante ti?, yo siempre pensé que sí, que me miraba al espejo con sincera confianza en que era yo, pero hoy sé que la mujer que he visto siempre en mi reflejo, era una mala imitación de mi misma, sin nada que hacer en la vida más que lamentarse, y buscarse problemas. La verdadera mujer del espejo, la que se asoma conmigo, y llora cuando yo lloro, y sonríe cuando me siento feliz, ésa me ha mirado hoy  por primera vez al fondo del alma.
 He visto como soy, con mis defectos y mis virtudes, con mis sueños y mis historias pendientes, con mis debilidades y mi poder, hermosa y extraña, de bonita sonrisa y luz en la mirada, más allá de belleza  o juventud, por encima de lo que fui y lo que perdí, me he encontrado a mí, después de tanto tiempo buscando alguien que me cuidara, resulta que la que mejor sabe cuidarme soy yo misma, y tengo suerte de vivir esta vida, y saber lo que sé.
 Debemos amarnos a nosotros como amamos a los demás, con entrega, con esfuerzo, debemos ser lo más importante, porque de nosotros dependen muchas personas que nos necesitan en perfecto estado, porque  solo tenemos una vida, y no hemos venido a sufrir, y...bueno podría dar muchos motivos, aunque sé que hay  personas que: o no lo llegan a comprender, o simplemente no pueden, no saben, están perdidos, y leen mis palabras, con la sensación de que mi demagogia es algo fantasiosa y poco infundada, pero resulta que yo también estuve perdida, muy perdida y equivocada, vivía si, pero no estaba teniendo una vida de verdad, me dedicaba a sobrellevar los golpes de una muchedumbre de relaciones que chocaban contra mí, yo no entendía nada, iba movida por las circunstancias, sin saber decir lo que sentía, lo que deseaba, creo que no sabía ni decir "NO", pero la experiencia me ha curtido y un ángel debe haberme tocado, porque encontré la forma de salir de esa marabunda, y soportar los golpes sin caerme. Crear mi sitio, un lugar en mi corazón solo para mi, y digo crear porque antes no existía,  todo ese tiempo que creía verme en el espejo, realmente rehusaba mirarme a los ojos, mirar dentro de mi, no porque pensara que no iba a gustarme, si no más bien, porque no reparé a pensar que yo tuviera algo que admirar, como si realmente yo no valiera nada, claramente tenía un grave problema de autoestima.
Y sé de muchas personas que sufren esa malformación emocional, por algún motivo su afecto hacia si mismos no se ha desarrollado bien, y se convierten en personas con vidas muy complicadas, con existencias incómodas, problemas adyacentes que se agregan, y al final desperdician su vida, sin saber exactamente que es lo que les ha pasado.
No es fácil salir de ese círculo vicioso de: falta de autoestima, necesidad imperiosa de cariño, llamadas de atención negativas, y frustración que vuelve a bajarnos más la autoestima. Es horrible vivir pensando que eres un Ogro, es mejor vivir sabiendo que todos somos personas diferentes, únicas e irrepetibles, con carencias y dones, pero con derecho a luchar por lo que amamos, a ser amados, a prosperar, a preguntarnos a nosotros mismos, a esa imagen del espejo, qué es lo que quiere hacer con el resto de su vida, no esperar a que nos amen los demás, aceptarnos como se acepta a un hijo, y permitirnos ser feliz. 
Ahora sé que me encanta ser yo, mi imagen y mi alma. Me felicito por cada logro, me enseño en cada error, cuido mi interior como mi casa, y me soporto cuando nadie más puede hacerlo, porque yo estoy siempre conmigo, porque ésta es mi única vez, y los días y el tiempo pasan demasiado deprisa.

Ahora solo me queda desear más tiempo, para seguir levantándome cada mañana y compartir una sonrisa con la mujer que soy, una mujer que ya no tiene miedo, una mujer que sabe lo que quiere, y a donde va, que conoce sus limitaciones, y ya sólo se detendrá cuando el cielo lo disponga, una mujer hermosa...con la que siempre estuve, que siempre estará dentro de mi...



                                                          ...esa mujer del espejo.