domingo, 17 de mayo de 2015

Como Olvidar un Amor...sin morir en el intento.

Si te has enamorado alguna vez en la vida, sabrás de lo que hablo cuando digo que "mejor solo que mal acompañado", el amor es una emoción tan fuerte, que consigue desestabilizar al ser más estable del universo. Nada puede con el amor, y sin embargo por más que le cantemos,  le escribamos libros y poemas o hagamos tantas películas como personas existen , no conseguimos entender su complicado existir y menos aun su desaparecer...porque el amor es una emoción que aparece y desaparece dentro de nuestro corazón una y otra vez, sin ningún aparente control.

 Nosotros mismos dejamos de amar, el amor parece viajar de un alma a otra ocupando un cuerpo por un tiempo determinado y terminado su ciclo desaparece o busca otro hogar, solo personas muy afortunadas pueden disfrutar del amor en su vida hasta el ultimo de sus días. Lo normal es que tengamos varios amores a lo largo de nuestra vida, y amores hay de todos los tipos, desde los que nos matan y tenemos que matar, hasta los que nos enriquecen pero terminan desapareciendo en la nada, y entre medio todas las posibles combinaciones que podamos imaginar, y muchas más, y aun así me atrevería a decir que al final el amor es uno solo, y que todas sus apariencias esconden unos sentimientos iguales para todos los seres humanos.  

El amor no tiene reglas, no tiene porqué, no sabe de leyes, ni edades, ni circunstancias, y aunque huyas de él si te tiene que atrapar...te atrapa, el problema es que cuando estás enamorado esas circunstancias atenuantes sí existen, y conseguir que nada se interponga entre tu amor y tú, se viene convirtiendo en algo imposible en estos días.  Así que queramos o no en algún momento de nuestras vidas pasamos por una temporada de "Olvídalo Baby", y nos quedamos con nuestro cubo de agua fría por encima, otra vez,  pensando que no podremos, que no queremos, que éste si es el amor verdadero y que tenemos que luchar... nos hacemos una preciosa película subtitulada, con llantos, atracones de helado, o evadiéndonos en horas y horas de televisión. En definitiva en muchas ocasiones nos enamoramos y en las mismas ocasiones tenemos que olvidar a la persona que amamos, y la verdad, es un mal trago, un mal momento, un nudo horrible de la vida, y puede costarnos media enfermedad, pero no nos queda otra que apartar ese dolor de nosotros, lo que me gustaría saber es cómo se hace. Yo particularmente lo de no llamar, ni buscarle lo llevo bien, incluso me siento fuerte si tuviera que verle fortuitamente, pero esa sensación de dolor en lo más profundo, esas ganas de soltarle a la cara lo que sientes, y no volver a verle por despecho, ese deseo de que cambie de opinión y me ame para el resto de mi vida...¿cómo se quita eso?, ¿en que pienso?, ¿donde está el ejercicio que me haga sentir mejor?, mis amigas, la familia, yo lo he probado todo, y lo de dejar que pase el  tiempo es muy lento y a mi ya no me sobra, necesito rehacer mi estabilidad emocional ya, necesito prescindir del deseo de ese amor ya, pero por desgracia la cosa no funciona así, por lo que si estás enamorado y tienes que olvidar ese amor, lo primero que debes hacer es armarte de paciencia.

Creo por mi experiencia que para olvidar un amor, el amor tiene que morir. Si es un amor fuerte, serán golpes más fuertes los que habrán de darnos y si es un amor débil morirá con tan solo descuidarlo. Pero no creo posible que olvidemos lo que sentimos por ese ser que nos lleva más allá de nuestra realidad, sin que el dolor vaya ocupando el sitio del que lo vamos arrancando a él.

Aunque para aquellos que quieran seguir firmes en su propósito de olvidar, yo tengo un truco, quizás suene tonto, pero es tan sencillo como sentarse a esperar, esperar y mirar, observar a ese persona día a día, sus respuestas a nuestra actitud, esperar sabiendo que estamos esperando a que el amor muera, por sus errores, por sus maldades, por no darnos lo que deseamos, por no amarnos como amamos nosotros. Irán apareciendo motivos que cada vez nos costará más excusar, y tarde o temprano, todo terminará, pero de nosotros depende mucho esa cantidad de tiempo, que dependerán de la rigidez en unas normas emocionales: debemos dejar de excusarle, abrir bien los ojos, darnos a valer, y no transigir en sus deseos abandonando los nuestros, y no tener miedo al rechazo, más bien buscarle para que podamos constatar que nos está rechazando, las veces que necesitemos para enterarnos de que esa persona no nos ama, no merece nuestra entrega y el sentimiento de decepción aparecerá un día por arte de magia... lo habremos empezado a olvidar,  y con ese pensamiento reforzado en cada decepción, en poco tiempo podemos incluso estar preguntándonos qué es lo que vimos en él.

En mi caso y solo cuando el amor ha sido verdadero he tenido la mala suerte de pasar años enrojecida ante la mirada de algún chico, y sabiéndome ignorada, prefería callar y seguir a su lado, a plantarle cara al creído de turno y dar media vuelta sobre mis pies. Pero los años sí sirven, y ahora sé cuando sobro, cuando no hay nada que rascar y cuando tengo que recoger maletas y mudarme a otro cariño, aunque viva un tiempo en la calle de la soledad...no quiero estar donde no me quieren, no quiero molestar, ni tengo porque esperar a nadie...y llorar por alguien que no merece la pena, no merece la pena.

Así que mi consejo si te sientes devastado por tener que olvidar a esa persona sin la que parece que tu vida pierde el sentido, "déjalo marchar de tu corazón", perdónalo, esto es importante, y déjalo marchar, él quiere estar lejos de ti con otra vida, no te necesita, reconócelo, no hay peor ciego que el que no quiere ver, y si te duele mucho el olvidar, cierra los ojos y ponte a contar las veces que te hizo infeliz...seguramente cuando los abras ya todo habrá cambiado, y estarás pensando en un nuevo amor, que puede que también tengas que olvidar algún día... porque el amor es así.... hoy te quiero y mañana ya no, y como dijo un poeta de nuestra tierra. 


Si me enamoro algún día 
me desenamoraré
para tener la alegría
de enamorarme otra vez.