miércoles, 9 de diciembre de 2015

HOMBRES LOBO. (especial chicas)





No. Así no se hace, éso no se hace. No se juega con los sentimientos de las personas, no se puede hacer sentir especial y tratar como una princesa a una mujer si no quieres nada con ella. Hoy día no, porque se confunde, en una época en que la mayoría de los  hombres tratan a las mujeres como a ganado, no se puede ser tan cortes y tan cariñoso....

Era una noche de primavera, estábamos en un patio lleno de naranjos , con una fuente y unos violines, a la luz de las velas...

-Tu sei la cosa più bella che ho visto in la mia vita, sempre insieme...

Me decía con ojitos de cordero un amor italiano allá por mis años mozos, y yo me lo creía. Los hombres en general no tienen por donde cogerlos, pero hay en especial un tipo de hombres que son los que yo llamo " hombres lobo", bajo una preciosa piel de cordero vienen vendiéndote una sarta de mentiras para conquistarte, no mentiras porque no seamos guapas y no merezcamos ese trato, son mentiras porque en verdad no lo sienten, son hombres que suelen tener como objetivo el seducirte, y ya está, no quieren mucho más, te utilizan un tiempo y luego se olvidan de ti, coleccionan mujeres como si fueran muñecas, y su modus operandis suele ser siempre el mismo, la adulación, la atención exquisita, la suavidad de su tono...una expresión y sonrisas estudiadas frente al espejo...vamos, lo que es un personaje de ficción en todo su esplendor, y tu vas y te lo crees. Muerdes su anzuelo, como una adolescente, pero cuando comprueban que te han conseguido pierden el interés y se acaba todo y luego vienen las lagrimas y los convencimientos sagrados de que es el amor de tu vida y no le puedes olvidar....más de lo mismo.
Tontas, tontas más que tontas, las mujeres que nos dejamos seducir por tales sinvergüenzas somos tontas, yo la primera...el gallito de la pandilla, con esa seguridad en si mismo, viene y parece que te mira a ti, solo a ti, parece genial, lo malo es que esa misma sensación la tienen todas las gallinas que tiene a retortero, pero si un día las gallinas se dieran cuenta y se pusieran de acuerdo, a ese gallito no le iban a quedar ganas de volver a cantar.

El problema es que a muchas mujeres la naturaleza nos ha dado la virtud de fijarnos precisamente en ese tipo de hombres, su seguridad nos da seguridad, su adulación nos hace sentir que nos cuidará, su tono que será bueno y protector con nuestra prole...las hormonas mandan que nos pongamos tontas, no es nuestra culpa, son las gracias de la madre natura, igual que ellos pobres se van como perrillos detrás de unas curvas y unos labios gruesos aunque la chica sea una muñequita que no sabe ni atarse los cordones, nosotras cargamos con la guerra por el macho ibérico, como en las manadas de animales que salen en los documentales, el macho dominante y las tres o cuatro hembras a retortero para su disposición y disfrute...buag, que horror, suena lamentable, pero lo peor de todo es que es cierto, hoy día somos más animales que nunca .

Y mi pregunta es: ¿por qué?, ¿por qué hacen eso?, y no solo los hombres, también hay mujeres que lo hacen aunque menos, pero no entiendo porqué. Es maldad por maldad, mentir y engañar por su propio placer y ego...son personas para las que la honestidad y la corrección no merecen su atención.

Sé de muchas amigas que han sufrido éste mal, y me gustaría decirles que no es debilidad de ellas, es sólo otra de las ventajas de ser mujer, que tienes más papeletas para que te tomen el pelo, pero que aun con la jugada en contra podemos remontar, se aprende a distinguirlos, se aprende a controlarlos y se aprende a darse a valer, y no vender nuestro corazón a cambio de un par de piropos y una miradita.

Así que cuando un chico vuelva a llamar a tu puerta, y te enseñe la patita, cuídate de mirar bien bajo la piel antes de abrir tu corazón porque puede ser un lobito con piel de cordero, un hombre lobo que te matará sin miramientos, y si ves que no vas a poder, tampoco te agobies, aprovecha , síguele el juego y haz tu de "Caperucita Roja", que en peores plazas hemos "toreao"...