domingo, 19 de febrero de 2017

CÁNCER





Hace viento al otro lado de mis ventanas. Los niños juegan como siempre al balón en la plazoleta y como siempre vuelven a darle pelotazos a mi puerta. No hace mucho salía inmediatamente a reñirles enojada, pero hace tiempo que solo suspiro al escuchar el golpe. No recuerdo cuando cambié.

Tengo un tumor, no hace falta ponerle apellidos. 

Maravilloso...Es como si te hubieran pegado una bomba de relojería al cuerpo, que aunque con algo de tiempo, pone a prueba a los únicos que pueden salvarme, esos geniales artificieros de bata blanca, que dicen llamarse médicos. Una ruleta rusa, 

Puede que sea una bomba simple y básica y explote porque el funcionario "desgraciado" esté en sus problemas, se equivoque y corte el cable azul en vez del rojo, o puede que aunque el tiempo fuera poco y la bomba super tecnológica, un guapo y atractivo ingeniero de bombas corte el cable correcto casi en el último momento mientras me mira a los ojos, y mi vida se convierta en el principio de otra historia... 

Puede...Entre esas dos opciones parece estar mi futuro, no es que deba importar y no me importa. Lo que me entristece en verdad es lo enferma que me siento ahora. Lo difícil que es todo para mi. 

Porque esa estúpida bomba pesa tanto que me duelen todos los huesos de mi cuerpo, mi vida se ha reducido a intentar cumplir con mis obligaciones porque carezco de energía física y emocional para más. Lloro, más a menudo de lo que quisiera, y lo peor...sin conclusión, no sé conseguir levantarme de ésta caída, no entendiendo nada,  no aprendo nada....y me pregunto ¿ qué es lo que quiere enseñarme este indecible dolor de cuerpo y alma?

Quizás tienen razón y no merece ser contado, pero no sé si podré guardar tanto sufrimiento en secreto. 

A ciertos amigos les conté, algunos se convirtieron en mejores amigos, otros sin embargo tomaron distancia, y otros desaparecieron. 

Hay gente que me preguntó sólo por el morbo, y hay seres que adoro que se sienten realmente angustiados con mi situación, aunque en general todos creen que saldré casi ilesa de ésta y hacen bien. Así me ayudan a tener confianza en mí. 

Así lo creí yo cuando mi padre sufrió su "tumorcillo"...y al final gracias al cielo se salvó tras dos años de lucha. También lo creí cuando mi primo tubo el suyo y al final se salvó, aunque ahora haga sus deposiciones en una bolsa enchufada a su vientre y no salga jamás de su habitación, y también...y juro que lo deseaba de corazón, cuando a otro primo hermano le encontraron el suyo...aunque él no sobrevivió, y sólo pudo dejarnos su recuerdo en el cielo.

Duele, cansa, no hay nadie, no hay nada...lo supe el día que escribí 
éste artículo, que les recomiendo lean antes de seguir leyendo ésta mi divagación...


Así no se hace: La Historia Interminable...pero con un Gran Fin.: ¿Oyes eso?...El silencio más profundo. Todo está quieto. Pareciera que el tiempo se haya detenido. Una prueba más se me plantea para ...

 "La Nada" ha llegado...y pronto del Reino de Fantasía sólo quedará un pequeño grano de arena.

Curiosamente les juro que lo escribí antes de saberlo por las palabras del doctor. Un estúpido presentimiento que se cumplió. Así que no volveré a presentir. 

He puesto una mordaza a mis emociones, aunque me da que hay algo dentro de mí que necesita gritar, gritar fuerte que tengo miedo, y la mordaza sólo está haciendo que se revienten mis labios de intentar...de necesitar, que todo termine, que despierte mañana al lado de aquel amor que creí que me amaba engañada de nuevo...junto a mis pequeños colgados de mis piernas jugando, o en la gran mesa que siempre monta mi familia cuando se reúne...en cada momento que perdí porque no supe que la vida no es más que un efímero y absurdo regalo...Y los regalos no se rechazan por muy absurdos y efímeros que sean...

Puede que éste sea el principio de un gran final o sólo parte de la historia...Si puedo lo escribiré, lo contaré, lo compartiré, para aquellos que como yo lleven ésa horrible bomba de relojería pegada a su cuerpo...Suerte y fuerza para todos, al fin y al cabo, el sufrimiento santifica y como decía uno de mis personajes preferidos...

" Y eso es todo lo que tengo para decir sobre eso. "

Sonia Silva . 20 de Febrero del 2017...y sumando.