domingo, 21 de agosto de 2016

La Maquina de Hacer Felicidad.



Hay que seguir. 

Seguir siempre adelante. 

Hay cosas que pasarán en nuestra vida que compensarán el sufrimiento.  No lo dudes. 

No hace mucho yo pensaba que nunca más volvería a ser feliz..., muy feliz,  demasiado feliz, tan feliz cómo fuí cuando la inocencia era mi espada y la juventud mi escudo, y la vida un juego fantástico donde no había nada que perder.

No puedo pedir que se cumplan todos mis sueños. Pero os aseguro que casi sin darme cuenta, y a lo tonto a lo tonto... resulta en tantos años de aventuras, los he cumplido casi todos. 

Incluso alguna experiencia de regalo he tenido, que ni siquiera la había deseado, y que como una sorpresa, la vida me ha otorgado.

Sí, sé que solo me falló tener un amor verdadero, pero ¿quién lo tuvo?, ¿quién lo quiere?, los que no saben sobrevivir en una isla desierta. 

Éso es lo fácil, lo que quiere todo el mundo...salud dinero y amor...¿y... si yo os digo que soy capaz de ser más feliz que nunca he sido en mi vida sin tener ninguna de esas tres cosas?... Lo soy, y no tengo ni un duro, mi cuerpo está pasando la itv cada seis meses ya, y no sé lo que es el amor verdadero de una pareja, ni creo si quiera en él, pero tengo algo que suple a todo eso...  tengo tenacidad, tenacidad por vivir bien, por reír, por grabar cada momento en mi aturdida memoria para poder recordarlo una y otra vez para cuando sea muy vieja y mis neuronas estén muertas... cuando mi existencia ya no funcione, miraré muchas fotos y pensaré cuán feliz parecía ésa mujer y cuantas cosas hizo...


Solo tengo que no olvidar una cosa: 

Aunque hoy llores espera,
quizás no mañana ni el otro, 
pero si eres tenaz en desear ser feliz, 
algun dia lo serás...
y un instante curará 
todo el dolor que has soportado...
sólo espera...

Todo aquello en lo que ponemos constancia lo conseguimos, pero a veces no podemos concentrarnos en ser constantes en nuestro propósito de vida. 

¿Por qué? Porque en demasiadas ocasiones  nuestra mente está tan atacada por : las mentiras, los robos del alma, esos asaltos de tantas personas para aprovecharse de nuestra energía, aunque con ello perdamos nuestra vida, y toda clase de agresiones de seres infelices, que se preocupan más de "poseer" la felicidad a toda costa, que de crearla.

Entonces no podemos hacer más que aguantar bajo una buena techumbre de amor hacia nosotros mismos,  con ventanas que nos muestren lo que  merecemos, hasta que sea el momento de coger nuestras armas y salir a defender nuestro lugar de vivir...hoy para mi: mi familia de espada y mi experiencia de escudo.

Y no hay batalla que no gane contra el dolor, la tristeza, la desidia.
Ya no voy a creer que el fin de mi película es ése triste y dramático final que siempre veo, repetido momento de tragedia en el que el mundo por cualquier estupidez se me cae encima, mi vida no va a terminar así, pasará...ahora lo sé.

Hay mucho más allá...pero lee bien...más allá. 

No está aquí,  tienes tu que ir a buscarlo y tienes que buscarlo todos los días a cada instante, sin desfallecer, cómo si la vida se te fuera en ello...porque en ello se te va en verdad la vida...

Pero no busques fuera, fuera sólo encontrarás frustración, busca dentro de ti, en lo más profundo de tu corazón. 

Hay un sitio donde no hay nadie ni nada, sólo estás tu frente a un espejo. Un mágico espejo que te dice toda la verdad, y que duele más que gusta, como aquel que le decía a la malvada madrastra que no era la más bella...
Escúchalo, confórmate con lo que te cuenta, acepta la realidad, y empieza a apreciarla, mejora lo mejorable, arregla lo arreglable, perdona lo que no se puede cambiar y disfruta de lo que sabes de verdad que sí que tienes de bueno en tu vida...

Nadie te dirá cómo hacerlo pero con todo éso, algún día encontrarás la manera de construir tu propia vida, construir tu felicidad, una especie de máquina mágica...la máquina de hacer felicidad.  

Y entonces ya todo tendrá otro sentido, no necesitarás ni salud , ni dinero y... ;para mí gracias a Dios; menos aún amor...bueno amor sí, pero ése que se regala sin nada a cambio, ése que sientes sin miedo de perder, el que te sobra, de tanta felicidad que puedes fabricar en tu alma, ése que das a quien de verdad se lo merece...

Que curioso que éso te hará más feliz aún, pero cuidado porque vendrán los piratas, ésas personas que no son capaces de ser felices por si mismos y te necesitan para vivir, y te consumen si les dejas..., piratas sin piedad que no dudarán en morir en la empresa de robar tu tesoro...ése que vive en tu corazón, ésa máquina mágica que con tanta constancia y dolor construiste...para ser feliz pase lo que pase...

.