viernes, 11 de noviembre de 2016

Una Boñiga "Rodeá" de Moscas. (CHICAS)





No hay nadie en verdad ya aquí dentro. Los muertos descansan en paz y los fantasmas se fueron, pero siento a mi derredor como...no sé...moscas, moscones, ilusos, noveleros, estúpidos que ni se atreven, ni saben, ni en verdad quieren nada...pero molestan, todo el rato molestan...Ay señor llévame pronto. 

No soy una mujer que destaque por su belleza, ni por su juventud, ni por su personalidad, ni por demasiadas cosas. Quizás soy una mujer que destaca por su persona, y mucha buena gente me quiere de corazón cada uno a su manera. 

Pero luego están ellos...se hacen llamar "hombres"...Están como en el ambiente, una serie de individuos que deben ver en mi sonrisa y mi mirada a la persona que soy, exótica de alma, y dulce de corazón y se sienten irremediablemente atraídos....y como a mi a otras treinta... Hasta que, creo que se percatan del físico, de la edad y sobre todo de que tienen a ésas 30  más monas y jóvenes que yo y ...me echan a un lado como si fuera un guisante.

Mira, hijo.... Yo estoy bien sola. No me líes, no me cuentes historias, y los ojitos de cordero degollado se los pones a todas las que tu quieras, pero a mi no. Yo no quiero tonteos, no soy una quinceañera que suspira insulsa. Yo soy una mujer demasiado entera, y estoy muy muy cansada de que los caballeros se comporten de forma tan estúpida...puedo entenderlo en un jóven...hasta los 33...pero a estas alturas, no me enseñes una zanahoria porque ya no soy una burra que camina por una ilusión.

Vaya el mensaje para todos:

Si te intereso háblame a la cara, si no te intereso trátame con respeto, y si quieres reirte de mi un rato te aseguro que no soy la persona que buscas. Yo no pido un contrato, ni una relación, ni permanencia de teleoperadora...yo sólo pido tener a mi lado a quien de verdad me aprecia y que esté muy claro qué tipo de cariño comparto, compañer@, amig@, familia...y nada más, cada uno en su grado y en su sitio especial de mi corazoncito, así que déjate de juegos de recreo y ten un respeto a las canas teñidas que para algo las tengo... 

Yo no quiero...¿es que acaso no se me nota?. Y no es uno, ni dos, ni tres, ni cuatro...es un constante aleteo de moscardones, de todas las formas y todos los colores...unos con palabras, otros con miradas, otros incluso te hacen alguna gracia...pero al final no tienen ni dos guantas...no tienen el valor para decir que no sienten más, que el placer de hacerme formar parte de su harén, de sus fantasías de niño, que al final son sólo éso, una gran fantasía porque a la hora de la verdad están todos aterrados y solos, pero para sobrellevarlo juegan y todos tienen su pequeño aren...los hay solteros,  viudos, incluso los casados...y tontean, y seducen y juegan...buag...que asco. (Alguna excepción hay ehh??...Pero desgraciadamente no es lo normal)

Y me cansé, anduve pensando si ponerme un hábito me ayudaría a poder vivir en paz, ir por la vida con una especie de repelente...porque no voy a dejar de ponerme guapa para mi misma. Supongo que éste panfleto que hoy escribo ayudará, pero aun así tengo que buscarme un método.

Ponerme un cartel delante de la cara o un fondo en el móvil...algo que me recuerde que "no ya no" , no quiero, no confío, ni volveré a confiar, que me entere de una vez que no hay hombre que pueda hacerme más feliz de lo que ya soy. Y tendré que ser algo más desagradable, aunque quede por estúpida en algún caso, aunque no consiga más amigos que los que ya tengo...lo que tengo me basta y me sobra, y ellos...los que ya están en mí, ya me conocen y les quiero y me quieren...

Quiero dejar de ser boñiga para los que juegan a ser moscones, y poder dejar a mi corazón tranquilo...Que en una de éstas, entre mosca y mosca, me enamoro sin querer y a lo peor lo perdemos, y la verdad, lo necesito para mi misma...